Anatomía de la Oreja

La parte visible del oído, también conocida como pabellón auricular, pinna, oreja o aurícula, es como la huella dactilar de nuestros dedos. Es decir, es ligeramente diferente en cada persona. La oreja tiene su forma particular debido a los pliegues que yacen en la estructura cartilaginosa la cual se encuentra recubierta por piel. El cartílago es blando cuando el bebé nace y se endurece con la edad. Mientras está todavía flexible, el cartílago puede ser moldeado para que tenga una nueva forma y esta será permanente cuando la estructura cartilaginosa endurezca. Así funciona EarBuddies™.

 

¿Cómo se ve una oreja normal?

  • La oreja promedio de una mujer adulta mide unos 59 mm de largo, y la de un hombre, 63 mm.
  • A los 6 meses la oreja de un bebé varón mide aproximadamente unos 48 mm. Este tamaño se irá incrementando a hasta alcanzar los 55 mm a los 5 años y 59 mm a los 10. Estos valores se reducen ligeramente cuando hablamos del tamaño normal de la oreja de una niña.
  • De esta manera podemos ver que la oreja ha crecido casi del todo a los 10 años. Este tamaño se mantendrá prácticamente sin variaciones hasta los 60 años, edad en la que la oreja comienza a crecer paulatinamente, particularmente el lóbulo.

En una oreja adulta promedio, el espacio entre el reverso del hélix y el lado de la cabeza mide aproximadamente unos 17 mm. Si la oreja de un bebé sobresale tanto que llega a alcanzar estos valores, tiene lo que llamamos 'oreja de soplillo'. Dicho esto, usted solo está intentando prevenir la necesidad de recurrir a una posterior intervención quirúrgica y evitar que su hijo sea víctima del acoso escolar o del bullying. Sin embargo, si usted como padre siente que su hijo crecerá sintiéndose cómodo con sus orejas tal y como son, es enteramente su decisión.

 

Cómo medir cuán prominente es una oreja

La forma más sencilla para monitorear el progreso es tomar fotos (frontales, de perfil y particularmente desde atrás) en intervalos regulares de tiempo.

Si quiere ser más preciso, el gráfico abajo muestra como medir cuán prominente es una oreja.

Antes del entablillamiento: Si no está seguro si debería proceder con el entablillamiento o no, mida las orejas de su bebé cada semana si tiene menos que un mes de vida. Hágalo cada dos semanas si tiene menos que tres meses y cada mes es mayor que esto. Esto le ayudará a verificar si las orejas de su bebé están, efectivamente, desplazándose hacia delante, y a decidir si debería o no usar EarBuddies™ en las orejas de su bebé.

Durante el entablillamiento: Si desea monitorear la mejora en la apariencia de las orejas de su bebé (si estas son orejas de soplillo) desde que comenzó a usar EarBuddies™, tome las medidas antes del entablillamiento y mida de nuevo cada vez que cambia las cintas adhesivas, ya que es en este momento en el que las orejas de su bebé no estarán tapadas con las cintas.

Después del entablillamiento: Cuando acaba con el entablillamiento, y siempre que ha tratado una oreja de soplillo, mida la prominencia inmediatamente después de retirar las tablillas, y hágalo nuevamente 24 y 48 horas después. Si la distancia entre el reverso del hélix y la cabeza se mantiene constante es posible que haya hecho todo lo necesario y haya, así, terminado con el proceso. Si no está seguro, es mejor que persevere con el entablillamiento por un poco más de tiempo para asegurar los mejores resultados posibles.

 

 

Estas imágenes han sido facilitadas y dibujadas por David Gault FRCS en EAR (Ear Aesthetics & Reconstruction). Las imágenes han sido adaptadas por EarBuddies™.